La Vinculación

 

 

Vincularnos es crear lazos, apegarnos, conectarnos como familia. Es nuestra oportunidad para reconstruir las bases del apego en nuestros hijos, para hacerlos sentir seguros, valorados, amados, reconociendo su historia, haciendo uso de nuestros recursos internos para que podamos mostrarles su lugar en la familia, para ganarnos su confianza y hacer que sientan que cuentan con nosotros para gestionar sus emociones, sus miedos, y sus anhelos.  La vinculación toma tiempo, no es algo que se dé porque sí, ni de manera inmediata, requiere esfuerzo constante y sobre todo respeto por sus procesos internos, paciencia, perseverancia y mucho amor porque no se trata solo de vincularnos porque sí (finalmente hay vinculación que no son positivas) sino de hacerlo de un modo consciente, reparador y amoroso de modo que para nuestros hijos sea más fácil llevar consigo su maletica y buscar espacio en ella para meter cosas nuevas que les ayuden a entender el mundo desde una nueva perspectiva.

También creo que la vinculación es la oportunidad en que nos reencontramos con nosotros como padres, y como individuos, y en ese proceso, en que nos entregamos a nuestros hijos, también nos re descubrimos y nos fortalecemos porque en cuanto nos damos la oportunidad de verlos, interiorizar su historia, su edad, y la forma cómo la han gestionado sabemos que somos privilegiados de haber sido escogidos para crecer con ellos.

 

2019-07-01T18:23:33+00:00

Deje su comentario