La Asignación

 

 

La Asignación: Es el primer momento en que sentimos que nuestro deseo de ser padres se empieza hacer realidad.
El 28 de mayo de 2015 Ale y yo recibimos una llamada de la casa de Maria y el Niño para informarnos que en horas de la tarde debíamos acudir a una reunión. Yo pensé – ok, debe ser que nos faltó algún documento o algo así o surgió alguna novedad en el proceso -. Ale, en cambio, me dijo que presentía que por fin recibiríamos la noticia que tanto estábamos esperando, yo le respondí que no se ilusionara. Cuando llegue a la reunión, Ale ya estaba allí. Lo encontré sentado en la sala de espera y Alba estaba a su lado, ella trabajaba en la Casita de María, ella sonreía y él estaba un poco inquieto, yo me senté, aún un poco incrédula, y nos tomamos de la mano. Lo primero que Alba nos dijo fue “Les tengo una buena noticia y quiero que sepan que el comité de adopciones se reunió y queremos hacer una asignación así que por favor vean este sobre y ahora hablamos”, creo que siguió explicándonos algunas cosas pero yo ya estaba desconectada y cuando volví Ale y yo estábamos solos en la sala con un sobre que nos miraba, emocionados, nerviosos y sin mediar palabras lo tomamos en nuestras manos torpes y temblorosas, tratando de dar crédito a lo que pasaba; finalmente lo abrimos y qué les puedo decir, nada que haya hecho, visto o vivido, antes o después de ese momento, se compara con la emoción que sentimos al ver su rostro por primera vez, al ver sus ojos dulces, su mirada tierna, con ese deseo que teníamos de abrazarla, de entregarles todo ese amor que habíamos guardado para ella, aunque, en parte, también teníamos emociones encontradas, porque ya nos sentíamos papás y queríamos llevarla a casa pero no podíamos ni verla, y temíamos que algo cambiara y nos la quitaran, y debíamos continuar con algunos trámites más antes de poder por fin llevarla a casa #todosloscaminosllevanacasa #desenredandoelhilo #conmiradademadre @lustorytelling

 

 

2019-06-04T17:40:17+00:00

Deje su comentario