Familia de Origen

Asignatura Pendiente

 

Este es un tema un poco sensible para algunas familias, y que sobre el que,  al principio, tenemos dudas con respecto a cómo abordarlo porque nadie nos prepara para ello. La mayoría de nuestras dudas, vale la pena aclarar, son producto de nuestros miedos, inseguridades. En nuestro caso, hemos tenido tiempo de pensarlo y hemos interiorizado lo siguiente:

La familia de origen es eso, la que le dio vida y origen a nuestra hija, una que hizo posible que ella hoy pueda estar con nosotros, y si bien son parte de su pasado, seguramente serán un tema que debemos hablar en el futuro, por lo que debemos convivir con ellos de una forma amigable, no verlos como rivales o enemigos, porque eso no sería sano ni para nosotros como padres, ni justo con nuestros hijos.

La familia de origen o biológica,  no puede ser simplemente ignorada ni hacerse a un lado,  tampoco se trata de volverlos un tema constante pero sí debemos estar listos para hablar de ellos cuando haya que hacerlo porque,  es claro, y así lo entendemos todos, que nuestros hijos tienen una historia de la que hacen parte  un papá y una mamá biológicos y que no podemos quitarles eso.

Casi siempre hablamos de la mamá de la barriguita y no mencionamos al papá pero lo cierto es que tienen también uno y sea que sepamos o no mucho de él, debe ser mencionado y reconocido para que no se vuelva un fantasma en la vida de nuestros hijos.

La historia de nuestros hijos no empezó cuando llegaron a nuestra vida y sé por experiencia propia que en ocasiones, tendemos a contar a nuestros hijos cómo fue ese momento, y siento que está bien hacerlo pero, sin querer, pienso yo, vamos dejando atrás un vacío que llenar, porque cuando crecen entienden que hay algo que no saben porque no fue contado y entonces sobre eso se genera en ellos una curiosidad, resistencia, miedo,  dolor o deseo, por eso creo que podemos, desde el lenguaje que cada familia maneje, evitar dejar esos espacios innecesarios, y responder lo que podamos y consideremos pertinente de acuerdo a la edad de nuestros pequeños.

No es un tema fácil, a veces ni sabemos como llamarlos, familia biológica, de origen, de sangre, genética, progenitores, mamá de la barriga, y para colmo algunos la llaman verdadera, como si la nuestra fuera de mentiras, pero debemos sobreponernos a lo que sea que ellos representan para nosotros como padres y apoyar a nuestros hijos en esa búsqueda de identidad.

Que nuestros hijos nos digan que los quieran conocer o investigar no significa que nos amen menos, lo que creo que  debemos hacer es confiar en lo que les enseñamos y sembramos en ellos y acompañarlos en ese proceso.

No soy experta, ni puedo enseñarle a nadie cómo hablar con sus hijos de la familia biológica, supongo que dependiendo de la historia de cada niño, resultara mas facil o dificil hacerlo, y creo que al final cada familia tomará las decisiones que deba toma para proteger a sus hijos pero creo que no debemos confundir proteger con subestimar o con ignorar, y que las decisiones que tomemos no debemos hacerlas desde nuestros miedos sino desde lo que sea mejor para ellos.

 

 

2019-07-02T16:01:32+00:00

Deje su comentario