Con qué me conecto?

 

 

 

 

 

 

 

 

Con mi hija, con su sonrisa, con sus lágrimas, con sus palabras, con sus preguntas llenas de magia; con mi pareja, con sus abrazos, con nuestras conversaciones y momentos que nacen del alma; con mis perritos y sus colas apresuradas que me  demuestras su auténtica de felicidad cuando llego a casa; conmigo misma cuando tengo tiempo para mí, para orar, para agradecer, para hacer lo que me gusta, para escribir.

Creo que, como humanos, nos perdimos y hoy nos malgastamos gran parte de nuestro tiempo tratando de estar más conectados con las cosas equivocadas, dejando así de lado las que de verdad importan. Nuestros hijos, amigos, familias, pareja, personas cercanas. Siento que muchas veces pasamos tanto tiempo tratando de tomar la mejor foto, para publicar en redes sociales,  que nos perdemos del momento, del paisaje, de la experiencia; pasamos tanto tiempo deseando “like” de personas  extrañas,  que sin darnos cuenta nos estamos perdiendo de  los ” me gusta” de aquellos a quienes amamos; pasamos tanto tiempo con un celular en la mano que descuidamos usarlas para tomar las de aquellos quienes de verdad la desean con ganas; pasamos tanto tiempo leyendo y escribiendo mensajes por chat que ya no sabemos que se siente poder disfrutar de leer un buen libro, tomando un café o un buen vino; realmente  siento que pasamos tanto tiempo mirando una pantalla y tratando de conectarnos y proyectarnos tecnológicamente que perdimos del encanto de mirarnos a los ojos, de compartir con otros y de conectarnos y  proyectarnos desde el alma.

Aclaro, no pienso que la tecnología sea mala, solo que muchas veces no sabemos cómo utilizarla.

 

2018-10-08T17:28:52+00:00

Deje su comentario