Aprendiendo Juntos 2017-08-09T10:52:57+00:00

Carta a Antonia

Sé que cuanto crezcas, quizás llegue un momento en el que tengas dudas acerca de tu origen y sé que no tendré todas las respuestas, pero permíteme contarte mi versión y si te complace mi historia, quizás disipes un poco  tus dudas.

Tu origen estuvo en los sueños y deseos de tu papi y míos de tener una familia, anhelábamos tener una hija que trajera dulzura y alegría a nuestras vidas y llegaste tú y superaste nuestras expectativas.  Tu origen estuvo en nuestras oraciones, en nuestro corazón ferviente por encontrarte, en nuestra convicción de que llegarías de alguna forma, usual,  inusual, común, extraordinaria, no lo sabíamos y nada nos preparó para los fantástico.  Tu origen estuvo en las estrellas, en un Dios maravilloso que te creó especialmente para nosotros y a nosotros para ti, en nuestra fe,  y en un universo maravilloso que confabuló para que hoy estuviéramos juntos. Tu origen estuvo en nuestro corazón, que aún antes de saber si llegarías,  te esperaba; en nuestra alma, que aún sin conocerte, te reconoció apenas te miro. Tu origen estuvo en el amor que sentíamos tu papi y yo, el que nos ayudó a entender que Dios tiene planes maravillosos, insospechados, misteriosos pero llenos de amor y sabiduría.  Es verdad, no lo puedo negar, ni estaría bien hacerlo, llegaste a este plano a través de otra personita, una que Dios escogió especialmente para que vinieras  este mundo, una en el que él puso el amor necesario para decidir y entender que habían 2 personas esperando por ti, una persona por la que no sentimos sino un agradecimiento infinito por concebirte, una que no te abandono sino que con generosidad te entregó a quienes sabia en su corazón, te esperaban hace mucho. Como verás mi pequeña, tu origen siempre ha sido el amor  y es por eso que quiero que sea el centro de tu vida.

Esta es una carta que escribí a mi hija mientras la observaba dormir, dulce, inocente, sonriendo entre sueños como si fuera feliz y mientras la miraba pensaba en las diversas e inimaginables formas en que Antonia cambió mi vida, en la que la cambia cada día que pasa. Desde que mi esposo y yo la concebimos en nuestro corazón hemos aprendido a seguir nuestros sueños, a luchar por lo que queremos a entender que Dios está en todas partes y se manifiesta de tantas formas, muchas a veces no la entendemos y  las cuestionamos pero todas están llenas de sabiduría y amor. Sin temor a equivocarme les diría que no cambiaría nada de lo que vivimos para llegar a Antonia porque todo valió la pena, todo cobro sentido cuanto la tuve en mis brazos, cuando la lleve a nuestra casa, cuando me dijo por primera vez “te amo mamá”. No digo que sea fácil, no digo que todo sea perfecto, pero ¿qué lo es?.

Foto tomada por @fcolectivophotos

Diferentes

julio 3rd, 2019|Categories: Amándolos, Aprendiendo Juntos|

    Diferentes He tratado de enseñarle a Antonia a reconocer y respetar las diferencias de los demás. A entender que todos somos únicos, que nuestras historias son distintas y por ende la forma en [...]

La Vinculación

junio 30th, 2019|Categories: Amándolos, Aprendiendo Juntos|

    Vincularnos es crear lazos, apegarnos, conectarnos como familia. Es nuestra oportunidad para reconstruir las bases del apego en nuestros hijos, para hacerlos sentir seguros, valorados, amados, reconociendo su historia, haciendo uso de nuestros [...]

Novena 2018

diciembre 16th, 2018|Categories: Aprendiendo Juntos|

Día 9. La Navidad     Hoy es el fin de nuestra novena y solo queremos desearle a todos una feliz navidad y agradecerles por habernos acompañado durante este 2018. Esperamos volver el próximo año [...]

Familia

diciembre 9th, 2018|Categories: Aprendiendo Juntos|

                Para Antonia su familia es lo más importante y aunque no ha tenido la oportunidad de tenerlos siempre cerca, porque todos viven en ciudades diferentes, le gusta [...]